Como alpinista austriaco

argentina, cuba, emigración, literatura, viajes

Lo del apartamento fue una metáfora. Algunas veces y en la medida en que pasaba el tiempo podría sentirse como el famoso elefante en la caja de fósforos. Es probabble que el viaje a la Argentina  le hubiera conferido una cualidad solo esperada de ciertos tropos, por ejemplo, la metonimia. Tan solo con pisar Ezeiza pudo haberse estirado; y en la medida en que pasaban los días crecía, se agigantaba. El suyo era un estiramiento espiritual, estaba consciente, pero algunas veces no sabe bien si a consecuencia de la ansiedad del extranjero este sentimiento se volvía físico. Las piernas y los brazos terminaban tomando dimensiones descomunales y no paraba de chocar contra estantes, soportes de ventanas, mesas y sillas.

Coincidiendo con el momento en que su cuerpo alcanzaba dimensiones colosales le daba por caminar de un lado al otro como una fiera enjaulada, y como a toda bestia salvaje que quiere domesticarse su amada y la amiga lanzaban libros, series televisivas y películas  con el fin de apaciguarlo. Debía esperar la culminación de su visado como turista para aspirar a un documento de identidad con el cual habría de conseguir lo que quiere todo emigrado, trabajo. Conocía a otros muchos compatriotas que estaban o habían estado en las mismas y también trataban de calmarlo invitándolo a esporádicos paseos o a veladas que a él no gustaban demasiado dado su fascinación por la patria noche, que prefiere sagrada para dormir.

Se ponía a fantasear con el sitio que habría de acogerle profesionalmente. Un periódico, una revista, una editorial, cualquiera de estos lugares le servirían para demostrar el talento del que, estaba seguro, era poseedor. Pero, eso nunca se sabe a ciencia cierta. No se sabe si el talento se circunscribe a un territorio o acaso la circunstancia puede hacer con el talento picadillo, carne picada, trocitos. Lo cierto es que pasaría el tiempo. El trabajo no llegaba, tampoco sus papeles y nada podía calmar su ansiedad, la incertidumbre producida por el futuro avistado desde el piso quince de una torre de concreto. Por suerte tenía buena vista. Desde la ventana se veía gran parte de la ciudad.

A unos metros quedaba la estación de trenes donde una vez Brat Pitt había posado bajo la atención de Jean-Jacques Annaud y de cientos de platenses amontonados durante el rodaje de la primera escena de Siete años en el Tíbet. De manera que también el Aseregaucho se sintió alguno de esos días como el alpinista Heinrich Harrer, caminando junto a su esposa por la estación, tan impresionado como si anduviera Austria en el 39. Se movía entre la multitud de peatones y vendedores tan nuevos para él, tan mestizos todos por esa zona, observaba cada detalle avanzando sin parar pero en lugar de sostener una bandera con la esvástica negra agarraría tal vez un periódico local siempre útil para quien busca clasificados.   estación

Anuncios

6 comentarios en “Como alpinista austriaco

  1. Recuerdo esa zozobra de no encontrar trabajo. Un apuro como si estuvieran contados los meses… y en un final debi haberme relajado y no estresarme tanto…una vez que empece a trabajar no tuve tiempo de nada, los dias eran solo ir al trabajo, trabajar como bestia, regresar a la casa a acostarse temprano para el trabajo al dia siguiente.

    Me gusta

    1. así pasa, anirak, no aprovechamos el momento por estar sacando cuentas en futuro de nuestras vidas, y luego nos lamentamos. al fin, hasta de los peores momentos saa uno una enseñanza. gracias por leer este blog!

      Me gusta

    1. me gusta eso de que a veces seas daniel, y otras eliseo, así parece que tengo más lectores!!! los dibujos son míos, pero resultan precarios en materia de técnica, y forma… Pero si a usted, de buen gusto y cultura, le satisfacen, tendré que variar el criterio que tengo de mi…ja!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s